Conserjes Sevilla Reymaprot | Equipamiento de negocios: el caso de los talleres mecánicos
504
single,single-post,postid-504,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Equipamiento de negocios: el caso de los talleres mecánicos

equipamiento talleres mecanicos

18 Sep Equipamiento de negocios: el caso de los talleres mecánicos

Con este queremos iniciar desde Reymaprot una serie de artículos sobre qué equipamiento hace falta para la puesta en marcha de diferentes tipos de negocios. Desde nuestra experiencia como empresa multiservicios hemos trabajado para algún que otro taller mecánico o de neumáticos en Sevilla, por ello vamos a tratar este primer capítulo a las instalaciones que necesitan este tipo de comercios para empezar a funcionar.

Instalación eléctrica:  sin duda es la instalación más importante por ser la que más influye para el funcionamiento del taller, por lo que siempre debe ser realizada por un profesional especializado y autorizado que tenga en cuenta la legislación sobre baja tensión vigente (R.E.B.T.). El proyecto debe tener en cuenta todas las características del equipamiento necesario para el taller mecánico. Una vez obtenido el boletín firmado convenientemente por el profesional hay que presentarlo junto al proyecto de instalación ante la administración correspondiente para obtener el permiso de industria y, posteriormente, el contrato con la compañía eléctrica escogida.

Iluminación: todo lugar de trabajo, sea cual sea, debe estar debidamente bien iluminado de acuerdo a la normativa vigente (en este caso además debe cumplir con la Norma UNE-12461-1 sobre iluminación en puestos de trabajo). Es más que conveniente adaptar los puntos de luz al tamaño y organización del taller.

Residuos: hay que tener en cuenta que para la gestión de todos los residuos que produce un taller, que suelen ser muy numerosos (aceites, piezas, etc.), hay que solicitar la correspondiente licencia de medio ambiente. Para ello habrá que adaptar este sistema a la normativa vigente.

Contra incendios: dentro del apartado legal esta es la normativa más importante, no solamente para la apertura del taller sino para la propia seguridad del mismo y de todos sus empleados. A este respecto hay que indicar que este tipo de negocios están regulados por el Reglamento de seguridad contra incendios en establecimientos industriales (Real Decreto 2267 de 2004) donde se recogen todas las condiciones que deben cumplir para poder abrir sus puertas y empezar a funcionar.

Aire comprimido: en especial si se trata de un taller de neumáticos, ya que las máquinas neumáticas son imprescindibles para, por ejemplo, atornillar las ruedas a las llantas. A la hora de hacer este tipo de instalación hay que observar el lugar de colocación del compresor y de las diferentes tomas para conectar los equipos.

A continuación vamos a repasar también qué otras instalaciones y requerimientos son imprescindibles para este tipo de negocios.

Licencia de obras y de actividad: para poder obtenerla hay que presentar ante la Administración correspondiente el proyecto de obra que debe recoger los planos siguientes: plano de situación, plano de planta, plano de estado final, plano de alzado y secciones, así como el plano de instalaciones (fontanería, electricidad, aire comprimido y saneamiento, entre otras) y el plano de evacuación de seguridad. Por otro lado, hay que adjuntar el esquema unifilar, que no es otra cosa que un mapa descriptivo de la instalación eléctrica. Este último requisito es conveniente que sea realizado por un instalador profesional, por lo que puedes requerir los servicios de una empresa especializada como la nuestra.

Otras instalaciones: como aire acondicionado, equipos informáticos, fibra óptica y telefónica, etc.